Publicado: 18 de Octubre de 2018

1 de cada 6 adultos sufre algún tipo de perdida auditiva 

Imagine cenar en un restaurante bullicioso de fondo se oye el entrechocar de los platos, alguien arrastra una silla, voces y risas y camareros que van de un lado a otro. Usted se esfuerza por entender lo que sucede en su mesa y está cada vez más agotado.

 Al final, acaba fingiendo que oye. Asiente con la cabeza, muestra interés y acompaña las risas del grupo aunque no entiende los chistes. Empieza a sentirse excluido. Cuando sale del restaurante le duele la cabeza, está de mal humor y no tiene ganas de repetir la experiencia.

 EL problema de oir pero no entender es más habitual de lo que parece. Nos supone un gran esfuerzo intentar mantener la concentración para entender lo que nos dicen , produciendo mucha fatiga y cansancio que termina en que desconectamos de esa conversación y nos aislamos.

 La perdida auditiva es diferente a la perdida visual, Al igual que ocurre con la vista, la edad afecta al funcionamiento del oído. El deterioro de la visión hace que, gradualmente, nos resulte más difícil leer la letra pequeña. Sin embargo, la pérdida auditiva funciona de otra manera y puede hacer que nos resulte más difícil oír determinadas sílabas y sonidos. Por ejemplo, las consonantes fricativas, como la "f" y la "s", u oclusivas como la "t" quedan fácilmente ahogadas por vocales como la "a", la "o" o la "u". A consecuencia de esto, las personas con pérdida auditiva pueden quejarse de que oyen que los demás hablan pero no entienden lo que dicen. 

¿Qué causa la pérdida auditiva? La pérdida auditiva suele asociarse con el paso de los años, pero no siempre es así. Puede afectar a personas de cualquier edad, pero es más frecuente que se manifieste después de los 65 años. Sin embargo, también puede estar causada por infecciones, lesiones o defectos congénitos. Pérdida auditiva por edad A medida que vamos cumpliendo años, podemos perder la capacidad de oír sonidos más tenues o agudos. 

Vivir sin oír cantar a los pájaros es bastante fácil pero, cuando perdemos algunos de los bloques que componen el habla, es mucho más difícil. La pérdida auditiva por edad se debe al desgaste ocasionado por el uso diario del sistema auditivo durante toda una vida. Los síntomas más comunes son la dificultad para oír voces suaves y para oír el habla cuando hay ruido de fondo. A veces, los miembros de la familia identifican la pérdida auditiva por edad antes de que a la persona que la sufre le ocasione ninguna molestia pérdida auditiva por ruido suele estar causada por la exposición a un ruido excesivo. 

Es una amenaza para la audición de militares, agentes de policía, trabajadores de la construcción, trabajadores industriales, granjeros, dentistas y profesores de guardería entre muchos otros. Los conciertos de rock y los reproductores MP3 también pueden dañar la audición. Una exposición continuada a sonidos intensos acelera la pérdida auditiva. Por eso es importante usar siempre protectores auditivos cuando se expone a ruidos intensos.

 La pérdida auditiva puede afectar a su vida social, la pérdida auditiva no tratada puede hacer que evite socializar porque las conversaciones exigen mucha más energía mental. Si no se trata, la pérdida auditiva puede generar sentimientos de aislamiento y depresión. 

Compruebe si estas preocupaciones relacionadas con la pérdida auditiva le afectan o si sospecha que pueden afectar a alguna persona cercana: 

• Suelo sentirme inseguro cuando salgo, porque no sé de dónde vienen los sonidos

 • A menudo me siento deprimido y solo

 • Me canso a menudo y tengo que descansar después del trabajo 

 • Me cuesta recordar las cosas

 • Tengo problemas para reconocer las voces, especialmente en reuniones

 • Mi pérdida auditiva ha afectado a mi calidad de vida

 • Mi pérdida auditiva no solo me afecta a mí, también a mi familia.

Es importante buscar ayuda si usted o uno de sus seres queridos sufre signos de pérdida auditiva. Estaremos encantados de ayudarle y hacerle una revisión en:

 Optoteka

 Paseo de las Acacias nº30  Telf: 918339993

28005 Madrid