A través de la tensión ocular, controlamos la presión intraocular para controlar o prevenir el glaucoma, sobre todo para pacientes con predisposición genética a padecerlo.

Cuanto la tensión ocular es mayor de 21mmHG, se dice que la persona sufre hipertensión ocular y éste es el principal riesgo para desarrollar el glaucoma. Si no se trata, puede provocar importantes pérdidas de visión.

La edad, padecer miopía alta, diabetes, tener antecedentes familiares con glaucoma o hipertensión... Son factores para la aparición de la tensión ocular elevada.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted